MORIR EN OTOÑO

MORIR EN OTOÑO

Encandilan mis ojos los ocres y amarillos
El último aleteo de una paloma en mi puerta
El corazón en calma esperando lo incierto
Apretando las alas de mi alma despierta.

¿Puedo llevarme el color de las hojas muertas?

Se preguntan mis días en su destino agónico.
Entra descalza la noche por la ventana abierta
Y me llena de sombras y de silencio armónico.

Me arrebuja el otoño por su ventana abierta
No responde su idioma ambarino y lacónico
Se detiene la brisa de mi sangre alerta.

Si muriera esta noche…esta noche de otoño
Hecha trizas la duda…
Emigrarían mis sueños
Y mi tristeza sin tiempo, se elevaría sin dueño.
Lita Di Giorgi
*Toda una premonición de nuestra recordada vecina fallecida hace pocos días en la ciudad de San Justo, donde se radicó y ejerció la docencia complementada con sus virtudes de escritora