COSTURERAS UNO OFICIO QUE RECUPERA SU VIGENCIA

COSTURERAS UNO OFICIO QUE RECUPERA SU VIGENCIA

Se llaman Yoryi, Rosana y Nanda, están en el Mercado Progreso –frente a plaza Pueyrredón en Santa Fe- y constituyen un claro ejemplo de un oficio que parecía en vía de extinción.
Ellas se las ingenian para mostrar en público las habilidades de esta profesión que les permite recuperar prendas, descoser y armar nuevos modelos, en base a diseños propios para adaptarlos a las nuevas necesidades.
Una visita a su stand –el domingo que les toca estar- permite apreciar el valor de un oficio cuyo efecto multiplicador se transmite a través de su clases en talleres propios donde asisten chicas a partir de los 12 años.
La juventud y el entusiasmo de estas “Obreras Costureras” transmiten mucho optimismo para un futuro promisorio al amparo de una situación que potencia su necesidad.
Valió la pena conocerlas.